Un espirómetro de calidad en todos los centros de salud de España es un reto asumible para el diagnóstico y seguimiento de pacientes con problemas respiratorios

  • La espirometría es una prueba sencilla que permite el diagnóstico temprano de enfermedades respiratorias, como la EPOC (la cual no está diagnosticada en el 70% de los casos) o el asma.
  • Su utilización en todos los centros de atención primaria contribuiría a la reducción de las exacerbaciones y del deterioro pulmonar, por lo que no solo beneficiaría la salud de las personas, también permitiría una mejor optimización de los recursos personales y económicos.
  • Preocupa el gran número de centros en los que este aparato está presente pero no se utiliza con regularidad.

Con motivo del Día Nacional de la Espirometría el próximo 14 de octubre, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) de nuevo ha puesto en relieve la importancia de contar con un espirómetro en todos los centros de salud de España y, en caso de ya disponer de él, utilizarlo como parte del protocolo en la revisión rutinaria de los pacientes.

A pesar de su sencillez, la espirometría es un estudio fiable y con la capacidad de detectar en estadios tempranos enfermedades con gran incidencia como la Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), que en la actualidad no está diagnosticada en el 70% de los afectados, o el asma, que suele aparecer durante la adolescencia.

«Más allá de los hospitales, calculamos que más de un 60% de los centros de salud españoles disponen de este aparato, comenta el Dr. Eusebi Chiner neumólogo de SEPAR y responsable del área de pacientes de esta sociedad científica. No obstante, y siendo optimistas, nos preocupa que aproximadamente solo un 20% de estos centros lo utilizan con regularidad o de forma protocolaria, lo que provoca que algunas enfermedades que se podrían atajar en sus inicios continúen evolucionando y lleguen a provocar daños irreversibles en la salud de los pacientes».

Así, de implantarse el uso de la espirometría en todos los centros de atención primaria, tanto los pacientes como el sistema nacional de salud saldrían beneficiados ya que, como comenta el Dr. Chiner, «Con el uso protocolarizado de la espirometría de calidad no solo se podría evitar el deterioro de la función pulmonar en muchos pacientes, también se ahorrarían muchos costes sanitarios por los ingresos hospitalarios, el consumo de medicación, así como las bajas laborales. Espero que muy pronto en el Día Mundial de la Espirometría podamos celebrar que esta prueba ha llegado y, especialmente, se utiliza en todos los centros de atención primaria de nuestro país», concluye.

¿Qué es la espirometría?

La espirometría es una prueba médica que se utiliza para ayudar a diagnosticar y controlar enfermedades pulmonares. Durante la prueba, el paciente expulsa todo el aire que puede, con la máxima fuerza posible en un aparato denominado espirómetro.

La prueba mide el aire que entra y sale de los pulmones, y a qué velocidad puede hacerlo. La prueba es completamente indolora, no requiere preparación y tiene una duración de aproximadamente diez minutos. Para realizar la prueba es imprescindible la colaboración del paciente y seguir las recomendaciones de la SEPAR.

Ver cómo se hace una espirometría:

https://www.youtube.com/watch?v=_h4C7YHihMg

Próximo artículo
Seguir navegando

¡Crear cuenta!

Complete el formulario a continuación para registrarse

¡Bienvenido/a!

Inicia sesión en tu cuenta

¡Crear cuenta!

Complete el formulario a continuación para registrarse

Recuperar contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

EUR
USD
EUR
USD
¿Estás seguro de que quieres desbloquear esta artículo?
Desbloqueos restante : 0
¿Estás seguro de que deseas cancelar la suscripción?