El Director General del CIE afirma que los gobiernos deben invertir rápidamente en figuras de enfermería de práctica avanzada para maximizar la eficacia de los sistemas sanitarios en el mundo pospandémico

Último día de la Conferencia de Enfermería de Práctica Avanzada del CIE

Ginebra, Suiza, 1 de septiembre de 2021 – La 11ª Conferencia de la Red del CIE de Enfermeras de Atención Directa y Práctica Avanzada ha finalizado con éxito en el día de hoy. Esta conferencia de tres días de duración, a la cual se ha dirigido el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau, ha contado con más de 1 000 enfermeras de práctica avanzada de todo el mundo que se han reunido virtualmente para debatir cómo tener un impacto más amplio y mayor en la atención de salud en todos los lugares.

En su alocución de clausura, el Director General del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) Howard Catton ha felicitado a las enfermeras que trabajan en roles de práctica avanzada por centrarse en las futuras necesidades de salud del planeta y en la salud global.

«Este enfoque positivo es adecuado para ahora, a pesar de algunos de los acontecimientos que vemos desarrollándose en todo el globo y el frágil y peligroso estado en el que parece estar nuestro mundo. Sabemos que la COVID se ha cobrado un precio altísimo en la fuerza laboral de enfermería a nivel global, y el CIE ha comentado su impacto en las enfermeras y la enfermería en todo el mundo.

Los acontecimientos de los últimos días en Haití y Afganistán nos han mostrado las graves repercusiones que han tenido en la enfermería y la atención de salud, y también se nos han renovado las advertencias en relación con el cambio climático y la amenaza que supone para la salud de nuestro planeta. Al analizar estas cuestiones – el CIE ha trabajado de cerca con los países directamente afectados – queda claro que las enfermeras y la enfermería están en el mismísimo centro de la respuesta a los desastres tanto naturales como provocados por el hombre.

Las enfermeras están garantizando no solo que se presten cuidados sino también un mayor acceso a los mismos y que sean seguros, equitativos y sostenibles, además de asegurar que los valores sobre los que se basan coloquen a las personas en el centro. Como consecuencia, creo que estamos viendo un cambio en la forma en que las personas y los líderes del mundo ven y valoran a las enfermeras y la contribución de la enfermería.

Las imágenes que nos han llegado a nuestras salas de estar han mostrado los cuidados prestados junto con el coraje, el valor y las habilidades tecnológicas y expertas de las enfermeras en todos los lugares. Todo el mundo ha visto que la contribución de la enfermería no solo es importante para nuestra salud y bienestar sino también para nuestra prosperidad económica y nuestras libertades individuales. Y como resultado hemos visto cambios en la actitud de los ciudadanos respecto a la enfermería. Muchas personas se han replanteado su visión tradicional y anticuada de la profesión al ver la moderna realidad de la enfermería y darse cuenta de que la salud está estrechamente relacionada con la seguridad, la protección y la paz de las comunidades y sociedades en las que vivimos.

De manera que, durante estos desastres, la pandemia y las fragilidades que hemos visto, la enfermería ha dado claramente un paso al frente ofreciendo soluciones. Y la práctica avanzada es la cúspide de esas soluciones para satisfacer las necesidades sanitarias de nuestro planeta. Sabemos en todo el mundo que nuestros líderes sanitarios y políticos siguen enfrentándose a la pandemia en curso. Sin embargo, las listas de espera están aumentando, las necesidades sin cubrir están creciendo y la gente se está preguntando «¿cómo podemos aguantar esto? ¿Cómo podemos recuperarnos y construir a partir de la pandemia y satisfacer el resto de necesidades sanitarias?».

Desde el CIE presentamos estudios de casos de enfermería de práctica avanzada de todo el mundo que muestran a enfermeras liderando cuidados nuevos, innovadores y, en ocasiones, emprendedores en toda una serie de entornos cubriendo necesidades de salud tanto física como mental. Muchos de esos estudios de casos demuestran que las soluciones lideradas por las enfermeras pueden ser la clave para satisfacer todas las necesidades sanitarias. Si en el corazón de la recuperación de la pandemia hay modelos de cuidados dirigidos por enfermeras y enfermería de práctica avanzada, creo que podemos avanzar más rápidamente para garantizar el abordaje de todas las necesidades de salud y tener sistemas sanitarios más sostenibles.

Sin embargo, no se trata solo de prestar atención de salud. A lo largo de la pandemia y las respuestas a varios desastres, hemos visto la importancia fundamental del liderazgo de enfermería en el diseño de políticas y en las decisiones correspondientes en relación con los sistemas de salud. No es solo que las enfermeras puedan garantizar una prestación de cuidados segura y eficaz, sino que saben cómo diseñar los sistemas de salud para cubrir las necesidades de las poblaciones, dándoles respuesta y colocando a las personas en el mismísimo centro. Hemos de seguir trabajando de manera que nuestros líderes políticos vean la enfermería de práctica avanzada como la piedra angular de nuestra recuperación para construir sistemas sanitarios más fuertes.

También hay cuestiones fundamentales como el tipo de sociedades en las que queremos vivir y los valores sobre los que basarlas: no discriminación, respeto por los derechos humanos, justicia social. Quizá sean cosas sobre las cuales nosotros, como profesión, no hemos hablado lo suficiente en público, pero sabemos que están en el corazón de nuestro código deontológico y en nuestra forma de prestar cuidados. Y esos valores son absolutamente inseparables del diseño de los sistemas sanitarios y garantizarán que estos sean seguros, eficaces y accesibles para todos.

Sabemos que las enfermeras gozan de gran respeto y confianza en todo el mundo y el motivo son los valores sobre los que se basa nuestra profesión. Este es un momento como ningún otro en el que el mundo necesita desesperadamente nuestros valores para liderar los retos a los que nos estamos enfrentando ahora y también para lograr el futuro que todos queremos ver. Su programa de salud global centrado en el futuro ha sido idóneo para estos momentos y la enfermería de práctica avanzada seguirá siendo el centro de la dirección estratégica en la que avanza el CIE».

Próximo artículo
Seguir navegando

¡Crear cuenta!

Complete el formulario a continuación para registrarse

¡Bienvenido/a!

Inicia sesión en tu cuenta

¡Crear cuenta!

Complete el formulario a continuación para registrarse

Recuperar contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

¿Estás seguro de que quieres desbloquear esta artículo?
Desbloqueos restante : 0
¿Estás seguro de que deseas cancelar la suscripción?